¿Has deseado prepararte un cacpuchino en casa y no sabes como? Aquí te guio paso a paso para hacerlo

capuchino casero banner

Prepara el mejor capuchino casero con una cafetera italiana

A mí me encantan los capuchinos, es un 2×1 para mí, ya que el capuchino es como un postre de café, y como me encantan los postres y el café que mejor que beber este delicioso postre.

Ahora bien, la base de un buen capuchino es el espresso y la leche cremada (o espuma de leche) y para ambos en los bares de café tienen maquinas profesionales que les permiten realizar una extracción perfecta de espresso y cremar la leche en pocos segundos.

No todos podemos tener estos equipos, y para eso en el mercado hay infinidad de máquinas caseras con las que se pueden preparar los capuchinos, pero, aun así, no todos las tienen, pero no te preocupes, existe otra manera de hacer el capuchino sin dejar la vida en una maquina especializada.

Las cafeteras italianas son baratas y producen una bebida muy cercana a un café exprés, pero seamos honestos, no lo es, pero es lo mas cercano que podemos producir en casa.

En este tutorial te quiero enseñar a como preparar un capuchino casero, con una cafetera italiana y espumando la leche de 3 maneras diferentes, eso sí, es necesario un equipo adicional para la leche, pero veamos esto más adelante.

Que se necesita para preparar un capuchino en casa

Para que tu capuchino casero quede delicioso necesitaras el siguiente equipo:

  • Cafetera italiana (obvio)
  • Batidora manual o una Prensa Francesa o un espumador de leche
  • Bascula de cocina o para barista (opcional)
  • Jarra para espumar leche (opcional)
  • Termómetro de cocina (opcional)

Por supuesto, vas a necesitar granos de café y leche. Con la leche depende de cuál sea tu preferida: de vaca entera, semi-descremada, de almendras, soya, o de unicornio, no importa, pero eso sí, la que mejor funciona para cremar cuando no tienes mucha experiencia es la leche entera de vaca, y mientras más fresca, mejor.

Sigue estos pasos para preparar tu capuchino casero.

Paso 1: Prepara un shot de espresso

En una cafetera italiana prepara 2 oz. de espresso. Si eres un neófito en las cafeteras italianas, puedes seguir mi guía de como Preparar el mejor espresso en la estufa con una cafetera italiana.

Pero aquí te dejo los puntos clave para preparar un expreso en cafetera italiana:

  • Usa agua de calidad: no utilices agua de grifo si quieres tener un buen sabor en tu café, recuerda que casi el 100% de la bebida, es agua. Además, el agua del grifo va a calcificar más rápido tu cafetera.
  • Usa café recién tostado: lo ideal es que tengáis un café que tenga unos 15 días de tostado y en grano, para esto, dependiendo de donde compréis el café, puedes revisar la fecha de tostado o preguntar al barista sobre esto. Venga, es lo ideal, pero si no lo tienes así, siempre podéis preparar un buen capuchino.
  • Usa café recién molido: De nuevo, lo ideal es que el café lo muelas tú mismo justo cuando lo vayas a preparar o con al menos un par de días de molido, para eso podéis valerte de un molinillo cónico preferiblemente.
  • Calienta el agua antes de poner el café: antes de colocar el café en el portafiltro de la cafetera italiana, el agua que coloques en la caldera debe estar caliente (a punto de ebullición). El agua la puedes calentar directamente en la estufa con el agua en la caldera, o el agua en un recipiente adecuado en el microondas o con un hervidor de agua.

Cuando el café está listo, procede a espumar la leche. Con el tiempo y experiencia, podrás adelantar pasos, es decir, mientras el café sale de la cafetera italiana, podeis estar espumando la leche, pero si no tenéis experiencia, es mejor ir despacio.

Paso 2: Espumando leche para capuchino casero

Este es el mayor reto quizá a la hora de preparar un capuchino en casa, pero os explicare 3 métodos sencillos que vais a flipar.

Pero, primero que nada, a parte del último método, para los dos primeros vais a necesitar calentar 5oz/6oz de leche entre los 65ºC y 70ºC ni un grado más. En lo personal prefiero dejarla en 65ºC para disminuir el riesgo de estropear la leche. Inclusive, puedes dejarla en 60ºC y estaras bien.

Para esto es preferible medir la cantidad de leche, ya sea con una taza medidora o con la báscula para barista y tomar su temperatura con un termómetro de cocina.

Si quieres ir perfeccionando la preparación, te recomiendo mucho que adquieras dicha balanza, son económicas y te ayudan a medir mejor las cantidades, que son las que al final te ayudaran a tener una bebida que te complazca.

Yo me compre la de la foto de abajo, pero al parecer ya no está disponible en Amazon, pero cualquiera de las de este enlace te puede servir.

Con esta balanza podrás entre otras cosas, medir la cantidad de leche y café para preparar tu capuchino sin tener que estar pasando de una taza medidora a la taza y viceversa.

También vais a necesitar un termómetro de cocina, pues debes ser preciso en la temperatura de la leche para lograr espumarla bien. Si no cuentas con uno, en este enlace puedes encontrar varios interesantes.

Ahora pasemos a las 3 formas de espumar la leche, vamos a ello.

Metodo 1: Con una prensa francesa

Cómo Recrear en Casa un Cappuccino de la Tienda de Café - Perfect Daily Grind Español

Así como lo lees, puedes utilizar una prensa francesa para espumar o cremar leche. Es importante considerar que la leche va a crecer, por lo que debes cuidar esto tambien, si la haces crecer demasiado (mucha espuma), tendrás una espuma un poco mas dura, y lo ideal es que quede como cremosa.

Para controlar esto, te puedes auxiliar de dos marcadores en la prensa, uno que marque el estado inicial y el otro hasta donde debe crecer.

Debe crecer un 25% del tamaño original, buscando que quede 2/3 de leche y 1/3 de crema o espuma.

Para cremar la leche en la prensa francesa, sigue este procedimiento:

  • Calienta 5 onzas de leche hasta los 65ºC (Max. 70 ºC) auxíliate de una balanza para barista o una taza medidora para medir la cantidad de leche y un termómetro de cocina para controlar la temperatura.
  • Cuando tengas la temperatura deseada, pasa la leche a la prensa francesa.
  • Ahora se debe agregar aire a la leche, para esto, hay que sumergir el embolo hasta el final unas 3 o 4 veces (medianamente rápido). Este va a ser un movimiento largo, desde fuera de la leche.
  • Una vez incorporado el aire, vas a hacer lo mismo pero esta vez sin sacar el embolo de la leche, sino más bien desde la superficie de la leche (un movimiento más corto), debes tener cuidado con esto, si vuelves a sacar el embolo de nuevo, en lugar de homogenizar el aire que se incorporó, vas a estar agregando más aire y no se va a lograr el resultado esperado.
  • Realiza estos movimientos cortos durante 1 minuto aproximadamente o cuando la leche haya crecido lo que esperabas con tus marcadores.
  • Si tienes una jarra espumadora y quieres probar latte art, pasa la leche a la jarra.

Si no tienes una prensa francesa, en este enlace puedes encontrar una que se adecue a tu gusto y presupuesto.

Metodo 2: Con una batidora de mano

Otro método muy popular para cremar la leche (y el que más me gusta a mi) , es usando una batidora de mano como la de la foto de abajo.

Son económicas y muy prácticas. Para espumar tu leche con esta batidora de mano, sigue este procedimiento:

  • Calienta 5 onzas de leche hasta los 65ºC (Max. 70 ºC) auxíliate de una balanza para barista o una taza medidora para medir la cantidad de leche y un termómetro de cocina para controlar la temperatura.
  • Pasa la leche a una jarra para espumar leche preferiblemente, ya que su diseño y materiales están dispuestos para que sea más sencillo espumar la leche. Si no tienes uno, busca una vaso o taza que no sea muy ancho, ya que es necesario que la leche gire y mientras más ancho, es más difícil.
  • Coloca el batidor inclinado siguiendo el pico de la jarra (unos 45º) y sumerge solo la mitad, esto para agregar aire a la mezcla.
  • Acciona la batidora y agrega aire unos 6 o 8 segundos y sumerge hasta la mitad más o menos del líquido manteniendo la inclinación, y veras como se crea un vórtice dentro de la leche. Esto es muy importante, si el vortice no se forma, significa que la batidora esta muy adentro, debes sacarla un poco pero no que quede fuera.
  • Bate unos 30 a 40 segundos hasta que veas que la leche toma un color sedoso (brillante) y que ha crecido un poco.

Para mí, este es el método más sencillo y se logran resultados muy pero muy buenos, casi los de un café bar.

Si no tienes una batidora de mano y te interesa adquirir una, puedes encontrar de las que tienen varias funciones (licuar, procesador, batir, etc.) en este enlace, o uno sencillo como estos de este enlace.

Metodo 3: Con un espumador de leche

Por último, el tercer método es utilizar un pequeño electrodoméstico que recientemente está tomando popularidad, aunque en lo personal, no me gusta mucho, al menos los que he probado, no logran la misma textura y calidad de la leche como con la prensa francesa y la batidora de mano. Pero si quieres estar preparandote tu capuchino en la oficina por ejemplo, es perfecto, ya que no ocupa espacio, es muy facil de lavar, y no te complicas ni pierdes mucho tiempo.

A parte, que, por lo general, no puedes elegir la cantidad de leche a cremar, por lo que, si has elegido una para cierta cantidad de leche, y necesitas menos, siempre tendrás que preparar y desperdiciar.

Si no los conoces, lucen como el de esta foto:

Y funcionan llenándolo de leche, accionándolo y automáticamente calentará y batirá la leche sin que tu hagas nada más que esperar. Recuerda, el equipo calentara la leche, por lo que no es necesario que tú la calientes.

Para preparar un capuchino utilizando el espumador, sigue los siguientes pasos:

  • Coloca la leche en el espumador y acciónalo.
  • Una vez la leche esta lista, si tienes una jarra para leche, vierte unas 5 onzas, puedes auxiliarte de una balanza para barista para medir la cantidad de leche. Si estas en la oficina y no tienes una, trata de calcular.

Definitivamente este método es mucho mas simple, aunque en lo personal con el resultado menos bueno de los tres, pero venga, tampoco es que queda mal, simplemente con la prensa o la batidora me gusta más como queda la leche.

Si te interesa adquirir un espumador de leche, en el enlace anterior puedes encontrar algunos que te pueden servir.

En los tres métodos anteriores si quieres tener el equipo adecuado para preparar tu capuchino casi como un profesional, te recomiendo que adquieras:

 

Paso 3: Arma tu capuchino

Ahora que ya tienes el espresso y la leche cremada, solo falta unir todo para que puedas disfrutar de ese delicioso capuchino.

  • Vierte 2oz de expreso en una taza que tenga capacidad de unas 8oz.
  • Inclina la taza con el café unos 30º a 45º y empieza verter lentamente la leche.
  • A medida se va llenando la taza empieza enderezar la taza y al mismo tiempo crea círculos con el chorro de leche (girando la jarra alrededor de la taza).
  • ¡Disfruta tu capuchino!

La receta perfecta para un capuchino

Oye, el capuchino que hice no me gusto para nada, utilice agua de calidad y café recién tostado y molido ¿Qué hice mal? Y yo te podría decir que probablemente nada, simplemente la receta no era la adecuada. Y es que se necesita una receta que quede bien con todos los elementos que mezclamos. En el pasado, habia una receta muy cuadrada para el cacpuchino, pero el capuchino moderno es mas flexible y puedes ajustar la receta a tu gusto personal, mientras no conviertas la bebida en un latte o flat white.

Aprende las diferencias entre las bebidas a base de espresso en el enlace anterior.

Los puristas te dirán algo parecido a esto: que un capuchino se conforma de un shot de espresso (2oz) + leche cremada y 1cm de espuma (5oz más) haciendo una bebida de 7oz.

CÓMO HACER CAPPUCCINO - UNA GUÍA COMPLETA -

La realidad es que para nosotros que no somos baristas expertos y solo queremos disfrutar de un capuchino en casa que nos guste a nosotros, necesitamos una receta un poco diferente, a continuación, te la detallo, es muy simple.

Si notaste en los 3 métodos, mencione que usaras 2 oz de café + 5 oz de leche, haciendo un total de 7 onzas, pero esta receta esta adecuada a mi paladar, con la leche y café que yo utilizo.

Pero tu puedes crear tu propia receta, que te guste a ti y es muy simple.

Primero, busca una taza con capacidad para 7oz, son difíciles de encontrar, por eso casi siempre se preparan en las de 8oz, así que, si no tienes de 7 oz, toma una de 8 oz (y en base a esta haré el ejercicio).

Para saber cuánta capacidad tiene una taza es muy simple, pero necesitas de una balanza para barista. Configura la báscula para que pese en onzas y coloca la taza vacía sobre la balanza y con la función de tara, coloca a CERO el peso.

Qué es Peso Bruto, Tara y Neto? - Centro de Información - Básculas REVUELTA

Ahora llena la taza con agua común y vuelve a pesar, así vas a saber la capacidad de la taza.

Ahora que ya tienes una taza de 8 oz., debes jugar con su contenido.

Mezcla de 1.5oz de café a 2.5 oz y completa la taza con la leche, es decir, de 6.5 oz a 5.5 oz de leche. Puedes ir variando de poco en poco, hasta encontrar tu receta perfecta.

Si eres perfeccionista como yo, puedes ir anotando la receta que hiciste y su resultado (que tanto te gusto) hasta que encuentres la relación entre café/leche que más vaya con tu paladar.

¡De esta forma encontraras la receta para un capuchino casero perfecto para ti! Y, es más, puedes tener varias versiones, si preparas para diferentes personas.

Wow, ya se te antojo un capuchino? Porque a mí si, nos leemos pronto, voy a ir a prepararme uno en este momento.

Si te ha gustado este tutorial, puntúalo y comenta que fue lo que más te gustó, o lo que sientes más complicado de entender, o simplemente déjame un saludo. Compártelo si tienes más amigos amantes del café. A ti no te cuesta nada, y a mí me ayuda mucho.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en un corazón para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

harold

Hola! Soy Harold, un amante del café de calidad desde hace más de una década. No  soy barista ni me considero un experto en café, pero durante muchos años he venido aprendiendo y preparando café cada vez mejor y con diferentes tipos de métodos de extracción, siendo las cafeteras italianas una de mis formas favoritas de preparar café en casa, razon por la cual he decidido crear esta web, para poder ayudar a otros con menos experiencia en sus decisiones y a preparar un mejor café casero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php